Viaje al sur

¡Amigos! Hace mucho no pasaba por acá.

Como siempre he tenido muchas cosas que hacer entre el trabajo, mi hijo y la casa. Con mi esposo y el niño viajamos para las fies­tas patrias a la ciudad de mis padres y hermanos.

En este tiempo han pasado muchas cosas. Dieguito fue a una doctora que nos recomendó llevarlo a una terapeuta que lo guíe en su concentración, organización, ansiedad y necesidades de crecimiento.

Luego de varias sesiones en estudio llegó a la conclusión que Diego necesita más ejercicio para sacar tensiones. Pasa que le cuesta concentrarse pues no es capaz de discriminar los estímulos que recibe y estará en sesiones para traba­jar ese tema.

Además estamos haciendo algunos cambios para mejorar su disposición a los distintas actividades de su rutina del día a día. Un niño en general necesita unos 5 avisos so­bre su siguiente actividad a realizar para asimilarlo y no tomarlo por sorpresa. Cuando Diego no tiene totalmente cla­ro la que viene siente algo de ansiedad, por la que estamos tra­bajando la confianza con él adelantando verbalmente la ins­trucción entre 1O a 15 veces antes de realizarlo. Por ejemplo, si en media hora debe bañarse comienzo a repetir constan­temente algo como: “En un ratito debemos bañarnos, por fa­vor prepárate”. Ya a la hora del baño lo tiene tan cla­ro que no hay necesidad de obligarlo y no se siente reacio a la actividad. Ha funcionado muy bien para expandir sus i­deas, sus opciones y cumplir responsabilidades.

Con las nuevas rutinas de ejercicios fisicos ha logrado llegar mucho más concentrado al jardin al día siguiente. Las educadoras nos han comentado que ha estado mucho más concentrado en sus actividades académicas y está mucho más atento. Estoy muy tranquila y feliz con eI jardín y el apoyo que nos han brindado en todo esto. Y es que hay otro toma: La doctora que lo revisó le hizo un examen y

resultó intolerante a muchos alimentos como las carnes, algunos pescados, aliños, lácteos, etc. Ya no es fácil comer en el jardín pero tenemos muy buena coordinación para los cambios y modificaciones. Con la eliminación de estos alimentos Diego mejoró totalmente sus problemas de rinitis alérgica, alergia a la piel y problemas de estómago . Ha sido demasiado bueno y él lo ha tomado muy bien. Nunca hace

problemas si no puede come algo mientras se le explique que la doctora recomendó que no consuma. Y claro que podría ser más difícil para él pues tiene intolerancia incluso al azúcar. Nunca consumió azúcar de forma regular pero lo hacía en ocaciones especiales. El tema es que ahora no puede ni siquiera en esas oportunidades. Pero todo muy bien a sus 3 años 8 meses. Y lo bueno es que come todo tipo de frutas, verduras, legumbres, etc.

Hay otro tema que estamos trabajando con él que creo es im­portante no sólo para él por su adopción sino para todo ni­ño pero que muchos pasamos por alto: la confianza de la per­manencia. Todo comenzó una noche en que sin motivo espe­cífico estuvimos estudiando la familia: El es el papá, yo soy la mamá, tú eres el hijo. Simplemente agregué un “y lo serás para siempre, no importa lo que pase” y su carita cambió totalmente. Se puso muy feliz, abrazó a los dos muy fuerte y se durmió con una tremenda tranquilidad. Desde ese día refuerzo lo mismo, sobretodo cuando toca dar una causa natural desagradable para un mal comportamiento o cuando nos sentimos enoja­dos con él. Siempre refuerzo que aunque estemos todos eno­jados somos familia para siempre, sin condición. Y sus re­acciones son increíbles. Sus niveles de ansiedad han bajado considerablemente gracias a una acción tan simple que pa­ra nosotros como adultos es tan obvia pero que segura­mente él necesita reforzar. Y ver su carita de tranquili­dad y felicidad es algo realmente impagable.

También estuvimos de celebración: Hace 3 años, un 14 de septiembre de 2.015, él llegó a casa y todos los años celebramos el cumpleaños de la familia. Nos saludamos todos pues es una fiesta para todos los integramtes incluidas las gatitas. La grande ya estaba con nosotros para la llegada de Dieguito (¡ya tiene 7 años!) y recordamos ese día. En su pieza puse un adorno de “feliz cumpleaños” y en su pizarra escribí un saludito. Creo que es algo que también todo niño debiera celebrar junto a su cumpleaños, es decir, el cumpleaños de una persona es también el cumpleaños de una fsmilia entera. En el caso de Diego que tiene dos fechas distintas (la de nacimiento y la de llegada a la familia) tiene dos cumpleaños en el año y es muy lindo celebrar ambas fechas. De a poco irá haciendo conciencia de lo que significan ambas y esa es la idea, que sea parte de su vida: Celebrar cuando llegó a la vida y cuando hizo familia.

Creo que me fui entusiasmando mucho con la escritura. Es hora de mo­verse.

La foto que les dejo arriba es de nuestra llegada al tren. Estuvo toda la semana repitiendo que iba a viajar en chuchú donde la abuela y estaba muy emocionado a pesar del sueño (despertó a las 6:50 am y teníamos pasajes a las 8:30).

¡Les dejo un abrazo muy apretado y muchas felicidades a mis compatriotas chilenos en estas fiestas! Que disfruten mucho punto a sus seres queridos.

iViva Chile!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *